miércoles, 21 de septiembre de 2011

Hoy me toca a mí decidir.

En pie frente a aquella puerta. Te amenazan con hacer realidad tus peores temores si no tienes el valor suficiente para abrirla. Pero, el miedo a lo desconocido se apodera de ti. ¿Y si lo oculto al otro lado es aún peor que el castigo que están dispuestos a imponerte? Pero, ¿Y si no es así? Aquellos que te quieren tratan de convencerte para que hagas lo que creen mejor para tí. Mejor mal conocido que bien por conocer dicen. Pero hoy NO, hoy me toca decidir a mi. ¿Por que no arriesgarse?

No hay comentarios:

Publicar un comentario